was successfully added to your cart.

Carrito

LO QUE HE APRENDIDO DEL CICLISMO DE MONTAÑA Y DEL TRIATLÓN

By agosto 5, 2019Entrenamiento

En mis inicios como entrenador trabajé con una gran variedad de atletas, incluyendo un grupo nutrido de corredores, triatletas y ciclistas de montaña.

Como entrenador especialmente enfocado al running, era obligado realizar cursos intensivos de formación en todos estos deportes, incluidas sus culturas y matices, para poder apreciar completamente cómo se preparaban este tipo de atletas.

Esta formación no sólo fue teórica con cursos específicos, asistencia a seminarios, etc, sino también práctica, derivada de mi experiencia personal a la hora de practicar estos deportes: así pues, participé en triatlones, en pruebas de ciclismo de montaña e incluso de triatlón cross, movido por la necesidad de experimentar lo que mis entrenados viven y así comprender mejor las peculiaridades de estos deportes.

Llevé estas lecciones conmigo y las apliqué, cuando fue apropiado, a las personas que entrenaba. También las empecé a incluir, en ciertas dimensiones, en los entrenamientos que preparo de ultra trail.

Creo firmemente que los ultra runners o los ultra trail runners pueden aprender muchas cosas de otros deportes, particularmente de otras disciplinas de resistencia.

Tras explicar este trasfondo, os presento algunas cosas que los ultra runners  pueden aprender de otros deportes.

Del ciclismo de montaña:

Desde muy joven tuve bicicleta de montaña, así que hacía muchas rutas con amigos descubriendo lugares increíbles y luego, como complemento a mi entrenamiento de atletismo, llegaron algunas carreras de bicicleta de montaña.

Con el paso de los años lo que descubrí es que este deporte requiere demandas específicas de potencia, cadencia y par.

Cada experiencia en la bici de montaña, es única. Así, una carrera de dos horas en senderos y pistas de la costa granadina podría llegar a ser completamente diferente a una en las montañas circundantes a Sierra Nevada, por el circuito de Fuente Alta.

De esta forma, según el tipo de terreno, cuán fuertes o sostenidas son las subidas y otras características como la tecnicidad de las bajadas o la altura a la que se compite, cada carrera requerirá de unas demandas específicas de potencia, momentos de ciclar en pie, momentos de empujar la bicicleta, etc.

Del mismo modo, en ultra trail las demandas varían enormemente de prueba a prueba. La intensidad relativa, la cantidad de ascenso y descenso, y la cantidad tiempo corriendo frente al tiempo de andar son variables, dependiendo del atleta, del recorrido y del terreno. ¿Pero cuánto? Por poner un ejemplo propio, si analizo mi ejecución en las 100 millas del Genal en 2018, pasé un 34% de tiempo caminando y el resto corriendo, todo ello dentro de un recorrido no excesivamente técnico y con un resultado de final de 32H.

De esta forma, al igual que hay demandas específicas en la bicicleta de montaña según el tipo de prueba, en el entrenamiento de ultra trail es también preciso descomponer el mismo en sus distintas variantes. Por ejemplo, el caminar, ya que en una prueba larga tendremos que hacerlo, así que tenemos que entrenar específicamente el caminar en montaña y no sólo el correr. Por ello habrá que programar entrenamientos que simulen esta situación.

Del Triatlón:

Uno de los entrenadores que han pasado por mi vida, me preparó para realizar la transición entre triatlones olímpicos y el medio Iron Man. Para poneros en contexto, más o menos en un triatlón olímpico yo podía tardar unas 2h y 10min . Y ahora en el medio Iron Man haría unas 5h o 5h y 30mins.

Habría sido muy fácil para este entrenador decirme simplemente: «Vas a nadar, andar en bicicleta y correr más del doble, simplemente acumulemos el kilometraje». Afortunadamente, esto no fue así y continuó trabajando conmigo la alta intensidad, incluido el trabajo de series, intervalos,  o el trabajo para desarrollar el VO2 max.

Cuando terminé mi Medio Iron Man, lo hice en 5h:12min.

Los ultra runners y muchos de sus entrenadores han caído durante los últimos años en la misma trampa una y otra vez. Piensan que, para afrontar una prueba de ultra trail, lo único que importa es acumular volumen para resistir los kilómetros que les esperan, y olvidan las sesiones de alta intensidad.

Si bien el volumen importa, sigue siendo muy importante que los ultra runners realicen un trabajo de alta intensidad, incluido el trabajo de VO2 max, en puntos estratégicos del entrenamiento. Es fundamental para el correcto funcionamiento del sistema cardiovascular a la hora de afrontar cualquier tipo de prueba. Y más en nuestras pruebas de larga distancia donde necesitamos que todo funcione bien y sea muy resistente.

Como se puede apreciar, el conocimiento que usamos los entrenadores, no sólo proviene de la formación teórica, también es muy importante la experiencia personal como practicantes del deporte y la curiosidad por los distintos sistemas de entrenamiento de cada uno de los deportes.

De esta forma un entrenador puede ir construyendo su paradigma personal que definirá la forma en la que creará los entrenamientos para sus entrenados/as. Cuanto más rico en experiencias sea ese paradigma, los entrenamientos serán mejores.

Puedes contactar conmigo en pablo@pablojcastillo.es y estaré encantado atenderte.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar